Un 22 de marzo de 1958 con Josep Maria de Sagarra

Estas fiestas navideñas son propicias para hacer un repaso de lo acontecido durante el año que se extingue y , también, para hacer previsiones sobre lo que ocurrirá en los próximos 365 días del nuevo  2015. Lo tiene fácil, el año, para superar al anterior; visto lo visto, éste habrá de ser forzosamente mejor, a pesar de que todas las previsiones apuntan a un año intenso, excitante -dicen los optimistas. Como no puede ser de otra manera, terminas tu reflexión con aquella coletilla de “un año más, cómo pasa el tiempo, qué viejos nos hacemos “. Digo mal, qué mayores nos hacemos. Lo cierto es que uno se siente muy joven, a pesar de estar en el planeta desde el sábado veintidós de marzo de 1958 y que, en este ya importante trecho, ha llovido mucho aunque, la lluvia, como la vida, siempre va en el mismo sentido.
JoseMSegarraEl mismo día en el que mi pobre madre debió de pasarlas canutas a cuenta de un cabezón como yo, la Vanguardia Española publicaba en su página cinco una colaboración titulada “La Corona”. La firmaba un barcelonés, un tal José María DE SAGARRA . Hoy Wikipedia nos dice de él que con 18 años ganó un premio de poesía en los Juegos Florales, que fue crítico teatral, que colaboró asiduamente en prensa y que fue traductor del teatro de Shakespeare, Molière, Gogol y La Divina comedia de Dante. “Su principal labor se desarrolló en el campo de la literatura, especialmente al teatro y a la poesía, que cultivó siempre en lengua catalana”, se cita textualmente.
Sí, ese día en el que me incorporé a la vida, el gran Josep Maria de Sagarra escribía una crítica teatral sobre “La Corona “, obra de un autor nobel que representaba en el Teatro Recoletos de Madrid el grupo escénico independiente de la Facultad de Ciencias Políticas y Económicas. La obra que, según el autor, pretendía algo así como protestar, escandalizar o meter ruido, no pareció gustar mucho a Sagarra a tenor de su crítica, cuyos tres últimos párrafos dicen:
“ Ahora bien: ¿qué quieren estos científicos de la política y de la economía con su teatro independiente? ¿Qué hay detrás de esta lamentable majadería que se representó la noche del martes, día 17 de marzo en el Teatro Recoletos? Yo creo que de lo que no hay, que es muy poca cosa no son responsables ni el autor ni los simpáticos chicas y chicos que llenaban el local. A estos tiernos ciudadanos les han engañado los no ya tan tiernos mercachifles que explotan el sensacionalismo ‘snob’ de todas partes, pregonando la excelencia de unos autores que se llaman Becket o Joanesco. Más hábiles o maliciosos que el joven autor de ‘La corona’. Pero tan desquiciados en sus disparatados intentos.
La culpa de todo esto la tiene el tremendo confusionismo que se infiltra en todas partes. El confusionismo y el miedo. Miedo a ser sinceros, porque todos somos víctimas de la más lamentable confusión. Antes, en los siglos calificados de más turbios que el nuestro, los hombres sabían a qué atenerse, porque creían en Dios y en el diablo. Sobre estos conceptos no había confusión y se obraba en consecuencia.
Hoy se finge una gran fe en Dios, pero, en realidad, se cree en las terribles posibilidades de estos cohetes que fabrican los americaos y los rusos, que, según dicen, cuestan una borrachera de millones.Hoy el mundo vive en una inmensa confusión bajo el miedo de los dichosos cohetes y de otros artefactos similares. Y por esta confusión, y porque nadie está seguro de la camisa que lleva puesta, todas las majaderías y todas las aberraciones son posibles; y, claro está, los estudiantes de Ciencias Políticas y Económicas cuando intentan manifestarse, se les ocurre esta triste gamberrada de las cabezas cortadas, de la chica del ‘maillot’ blanco y del pobre de los calzoncillos atado a un carro de juguete”.
Tanto tiempo transcurrido y parece que fuese ahora. ¿Entienden por qué me siento tan joven?.

José SIMÓN GRACIA

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.