Si esto no es cáncer identitario …

El tratamiento informativo que los medios independentistas dan a los actos contrarios al “procés” oscilan entre el ocultismo absoluto y la descalificación y el odio, pasando por un intento más o menos disimulado de sordina. El último ejemplo lo tenemos en el acto organizado por Sociedad Civil Catalana con motivo de las celebraciones del 12O, en el teatro Victoria de Barcelona bajo el lema “La España que nos une”.

En un extremo, Vilaweb, el digital de Vicent Partal, la “niña bonita” de los digitales catalanes a tenor de las fantásticas subvenciones que recibe, ha optado por el apagón informativo.

En el otro, el digital Directe.cat . Titula su crónica “Fracaso de Sociedad Civil Catalana y su 1000 000 de €”. El digital independentista centra su atención en la entidad organizadora a la que acusa de haber sido creada por y desde las cloacas del Estado; añade que está anclada en el odio y que los asistentes al acto somos gente de extrema derecha que sólo queremos hacer daño al país que ¿nos ha acogido? Si ésto no es cáncer identitario … ¿A cuánto asciende la subvención que la Generalitat regala a Directe.cat para escribir semejante basura?

En posición intermedia, el periódico Ara le dedica al acto, que ha reunido a medio millar de catalanes, dos breves de Roger Tugas -supongo que hay que justificar el sueldo- que no van más allá de reflejar la presencia de representantes políticos de PSC, Ciudadanos y PP. Del contenido nada. Y no será que el acto no ha dado de sí como para poder valorarlo. Pero, claro está, lo que les ocupa es precisamente eso, ocultar el relato. Que no haya relato.

El soberanismo y gran parte de los medios de comunicación argumentan que un factor determinante que explica la supremacía de sus tesis es, precisamente, la existencia de un relato que ilusiona frente a los llamados “unionistas” que no disponen de ninguno. Y no es cierto que no lo haya, que lo hay. Pero sí es cierto que lo habíamos abandonado. Lo abandonaron PP y PSOE, los dos partidos nacionales cuya complicidad con el desastre catalán he denunciado en numerosas ocasiones (Del Oasis al agujero negro ). Tras ellos, también lo hicimos la mayoría de ciudadanos. Sin que suene a excusa, como ocurre en tantos casos, tan seguros estábamos de lo que teníamos que lo dejamos perder.

El relato. Éste es el problema para el independentismo. Ésta es la rabia y el odio que les produce Sociedad Civil Catalana. Porque, mal que les pese, gracias a Sociedad Civil Catalana, muchísimos ciudadanos estamos recuperando el relato que nunca debimos perder. Gracias.

José SIMÓN GRACIA

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.