Quién dice que Ada Colau es tonta

“Se dice antimilitarista, pero es autoritaria; pacifista, pero abraza a terroristas; anti taurina pero torea a la gente; anti belén pero tiene un nutrido pesebre con cargo a las arcas municipales; tolerante pero es más radical que Anna Gabriel; de izquierdas, pero le besa el culo a los herederos de Jordi Pujol”

El filósofo, economista, jurista, historiador y sociólogo alemán Max Weber (Erfurt 1864-Múnich 1920) sostenía en su obra Politik als Beruf (La política como vocación) que un político de talla debía conjugar tres virtudes: convicción, responsabilidad y mesura. En primer lugar, se requiere pasión a una causa, a unos ideales que la inspiren. Pero esa entrega necesita ir acompañada del sentido de responsabilidad para que los fines sean objetivos y no meras elucubraciones estériles. Finalmente, el temple, era considerado por Weber la más importante de las tres cualidades, pues si la pasión ha de ser disciplinada por la responsabilidad, ello requiere que el político sepa guardar las distancias, sin perder la tranquilidad pese a las múltiples presiones de la realidad.

Ada Colau, alcaldesa de Barcelona desde mayo de 2015, gracias a los 11 concejales que obtuvo lista que encabezaba (Barcelona en Comú) sumados a los de ERC, PSC y uno de las CUP, no parece reunir ninguna de las tres cualidades. En cambio, posee el peor de los defectos: la vanidad. Colau presume de sólidas convicciones, pero, en realidad, su comportamiento se rige por meras opiniones. Carece de la principal convicción que se requiere para ser un político digno: ser demócrata. Y no lo es, porque quien desprecia la división de poderes, al jefe del Estado que le paga la nómina, a la enseña nacional, a su himno y a los conciudadanos que discrepan de su acción política, no es un demócrata. @AdaColau Se dice antimilitarista, pero es autoritaria; pacifista, pero abraza a terroristas; anti taurina pero… Clic para tuitear
Tampoco posee otras convicciones de las cuales presume. Se dice antimilitarista, pero es autoritaria; pacifista, pero abraza a terroristas; anti taurina pero torea a la gente; anti belén pero tiene un nutrido pesebre con cargo a las arcas municipales; tolerante pero es más radical que Anna Gabriel; de izquierdas, pero le besa el culo a los herederos de Jordi Pujol.

Y qué decir de su falta de responsabilidad. Irresponsable fue poner el Ayuntamiento, desde el primer día de mandato, al servicio del proceso independentista y garantizar la disponibilidad de equipamientos municipales para la celebración del referendo ilegal del 1-O. También lo fue, abandonar la candidatura para acoger la sede de la Agencia Europea del Medicamento. Aunque eso no es nada comparado con su tremenda irresponsabilidad cuando, ante la amenaza terrorista, fue incapaz de colocar unos bolardos disuasorios en las populares Ramblas barcelonesas en las que un terrorista pudo recorrer con una furgoneta más de 500 metros sin otro freno que el de los cuerpos de sus víctimas. @AdaColau no lo ha hecho todo mal, todo no han sido elucubraciones; ha resuelto sus problemas económicos y los de su… Clic para tuitear
El comportamiento político de la alcaldesa de Barcelona no desmiente al sociólogo alemán cuando apuntaba que la vanidad es el principal pecado de los políticos. La arrogante Colau prometió arreglar Barcelona, Cataluña, España, Europa, el mundo, la galaxia y el universo, pero lo cierto es que, tras dos años al frente de la alcaldía, solo ha contribuido a la fuga de empresas de Cataluña y a la caída de ingresos por turismo, algo que sin duda agradecerán todos aquellos que han perdido su empleo por ello.

Evidentemente, Colau no lo ha hecho todo mal, todo no han sido elucubraciones; ha resuelto sus problemas económicos y los de su pesebre. ¿Quién dice que Ada Colau es tonta?


José Simón Gracia

You may also like...

4 Responses

  1. Alfredo da Silva dice:

    Un consejo: una mentira repetida mil veces seguirá siendo mentira. Si además se forma sin informarse, se puede caer en el ridículo. Por no hablar de rabia y manía persecutoria…

    Un saludo

    • José Simón dice:

      Estaré encantado de conocer las mentiras que, según Vd., he contado.

      Saludos cordiales

      • Alfredo da Silva dice:

        Buenos dias José,

        Si no le importa le tutearé, que me siento más cómodo.

        Ada Colau no es demócrata porqué desprecia la separación de poderes, cuando no es de su competencia. Me gustaría saber que opina de casos como “las cloacas del estado”.
        Es mentira que pusiera equipamiento municipal a favor de la consulta, eran locales propiedad de la Generalitat.
        Además, decir estar al servicio de los independentistas cuando se rompió un pacto con el PSC hace unas semanas carece de sentido.
        No abandonó la candidatura de la AEM, de hecho quedamos fuera en la primera vuelta. Me sorprende que no tengas en cuenta que con parte del Govern cesado en la cárcel y en Bélgica, no teníamos opción en comparación con ciudades como Amsterdam, que era una balsa de aceite.
        Pensar que Colau es la responsable de la decisión de poner bolardos, ya no se si es mentir o un desconocimiento total de como funciona la seguridad.
        Si a todo eso le sumas que no veo ni un titular que hable de Gurtel, de M.Rajoy, de lo transparente que es la televisión pública, lo que se está aprovechando a hacer con la escusa del 155, pero veo justificaciones del “a por ellos”…. mejor no te digo como que callan algunos. Esas palabras prefiero que las utilicen los que saben de verdad.

        Un saludo!

        • José Simón dice:

          Las cloacas de los Estados son eso, cloacas; apestan, pero posiblemente sean inevitables. Si salen a la luz, se juzga y si toca cárcel, cárcel. (Ya ha ocurrido en alguna ocasión).
          Locales. La propiedad es de la Generalitat pero la gestión la tenia el Ayuntamiento. Ada Colau anunció públicamente que había llegado a un acuerdo con Puigdemont para cubrirse las espaldas, y la de los funcionarios. Mayor colaboración no cabe.
          En el tema de la AEM, ni entro. Sale de Reino Unido por lo que sale y la van a llevar a un territorio que quiere salir de España y, por lo tanto de la UE. Por favor.
          Bolardos. La máxima autoridad sobre la vía publica es la Alcaldesa (excepto estados de excepción o de sitio). El alcalde pone y quita semáforos, rotondas, bolardos, etc, etc.
          Si quiere saber que opino sobre la corrupción de aquí y de allí, le invito a pasearse por el blog.
          Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.