¿Qué hacemos con la inmersión?

Jose_marco_100

Los formularios de preinscripción seguirán sin una casilla que informe de la lengua materna de los alumnos.”

En 1952 , en una manifestación estudiantil celebrada en Dhaka, capital de la actual Bangladesh, varios estudiantes perdieron la vida en defensa de su lengua, el bangla. En su memoria, el año 1999, la UNESCO decidió proclamar y establecer el día 21 de febrero como el Día Internacional de la Lengua Materna. Su objetivo, impulsar la diversidad lingüística y cultural y el multilingüísmo como herramientas para promover la solidaridad basada en el entendimiento, la tolerancia y el diálogo. Establecía, además, que la lengua materna es “la más importante para las primeras fases de nuestro desarrollo emotivo y cognitivo”. Recomienda también que se extienda el empleo de la lengua materna en la enseñanza hasta el mayor grado posible.

Durante la dictadura franquista, el catalán, el gallego y el vasco fueron relegadas al ámbito privado. Afortunadamente, la España democrática reconoce la existencia de cuatro lenguas en su territorio nacional: el castellano o español, común de todos los españoles -que es, además, lengua internacional- , el catalán, el gallego y el vasco, que son lenguas nacionales de ámbito autonómico. Las tres lenguas de comunidades autónomas han sido normalizadas y especialmente protegidas de su propia debilidad. La educación y los medios de comunicación públicos y privados  han posibilitado que sus ciudadanos adquieran, de manera natural, un buen dominio de ambas, la común y la autónoma.

Sin embargo, en los últimos años, resulta paradójico comprobar que en Cataluña (paradigma de la democracia y de la libertad), los niños y niñas resultan perjudicados por la propia riqueza lingüística. La política de inmersión en catalán que se lleva a cabo en la educación infantil y primaria, ha relegado la lengua común (español) al nivel de lengua extranjera, conculcando,de este modo, un derecho fundamental, al tiempo que perjudica el desarrollo cognitivo de una parte de ciudadanos, ya que sólo los catalanohablantes son educados en su lengua materna.

Numerosos colectivos, y personas a título individual, han denunciado públicamente y ante los tribunales esta injusticia. Lamentablemente, año tras año, las autoridades autonómicas siguen negando a las familias catalanas el derecho a que sus hijos reciban la enseñanza obligatoria en las dos lenguas y en igualdad de condiciones. Los formularios de preinscripción seguirán sin una casilla que informe de la lengua materna de los alumnos.

Los gobiernos de la Generalitat han contado con la inestimable colaboración de colectivos docentes, especialmente para no entrar en conflicto con los postulados pedagógicos más elementales. Sin rubor, han equiparado el concepto de lengua materna con el de lengua propia cuando lo correcto es hablar de propia lengua. La connivencia manifiesta de las distintas autoridades estatales ha hecho el resto. Con el objetivo, indisimulado, de rebajar la pulsión nacionalista, se les ha entregado el dominio del catalán, la mejor arma para la construcción de una nueva realidad, una Cataluña independiente.

En las actuales circunstancias, ¿sigue pensando el PSOE que se debe blindar el catalán?

José SIMÓN GRACIA

 

You may also like...

2 Responses

  1. Talibanes de ese dialecto del Provençal son los políticos que dominan Cataluña y Baleares.
    Hubo un precedente histórico entre 1934-1939 que nos da a conocer como impedir la salvajada.
    Con repetirlo copiando bien…

  1. 01/03/2015

    […] ¿Qué hacemos con la Inmersión lingüística en Cataluña? […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.