¿Es Puigdemont tan irresponsable como Companys?

Jose_marco_100Es algo formidable. Mientras escucho me parece que estuviera soñando. Eso es, ni más ni menos, una declaración de guerra ”

Está próximo un nuevo 11S en Cataluña. Será, sin la menor duda, una nueva demostración del dominio que ejercen los líderes independentistas sobre la comunidad convertida en masa por mor de la manipulación ideológica practicada ininterrumpidamente durante las últimas décadas.

Esta edición -va camino de convertirse en un clásico-, viene precedida de un golpe parlamentario que nos retrotrae a los previos del mes de octubre de 1931. Aquel mes, aquel 6 de octubre en el que Lluís Companys, desde el balcón de la Generalidad, proclamaba:

¡Catalanes! (…) Cataluña enarbola su bandera, llama a todos al cumplimiento del deber y a la obediencia absoluta al Gobierno de la Generalidad, que desde este momento rompe toda relación con las instituciones falseadas. En esta hora solemne, en nombre del pueblo y del Parlamento, el Gobierno que presido asume todas las facultades del Poder en Cataluña, proclama el Estado Catalán de la República Federal Española, y al establecer y fortificar la relación con los dirigentes de la protesta general contra el fascismo, les invita a establecer en Cataluña el gobierno provisional de la República, que hallará en nuestro pueblo catalán el más generoso impulso de fraternidad en el común anhelo de edificar una República Federal libre y magnífica.”

Demasiadas similitudes con la situación política actual para empacarlas con etiqueta casual, para permanecer inalterados. En Cataluña, ERC desbanca a la antigua CiU, la CUP impone sus tiempos y el PDC, heredero de CDC, se declara abiertamente independentista. En Madrid, la formación de gobierno está encallada, la negociación a cuatro se muestra incapaz de trabar un gobierno que afronte los retos más urgentes, circunstancia que es aprovechada para prestigiar el desafío.

“ Obeirem, i tant que sí. Obeirem el Parlament, complirem el compromís amb els ciutadans i bastirem un Estat lliure, modern i pròsper.” (Obedeceremos, y tanto que si al Parlamento, cumpliremos el compromiso con los ciudadanos y construiremos un Estado libre, moderno y próspero)“  Escuchar hoy estas palabras del Presidente de la Generalidad, Carlos Puigdemont , nos deja estupefactos como entonces le sucediera al director de La Vanguardia, Agustí Calvet -Gaziel- tras escuchar por radio el discurso de Companys:

Es algo formidable. Mientras escucho me parece que estuviera soñando. Eso es, ni más ni menos, una declaración de guerra. ¡Y una declaración de guerra —que equivale a jugárselo todo, audazmente, temerariamente— en el preciso instante en que Cataluña, tras siglos de sumisión, había logrado sin riesgo alguno, gracias a la República y a la Autonomía, una posición incomparable dentro de España, hasta erigirse en su verdadero árbitro, hasta el punto de poder jugar con sus gobiernos como le daba la gana! En estas circunstancias, la Generalidad declara la guerra, esto es, fuerza a la violencia al Gobierno de Madrid, cuando jamás el Gobierno de Madrid se habría atrevido a hacer lo mismo con ella.”

Entonces, el desafío duró menos de 24 horas, supuso la declaración del estado de guerra, la pérdida de medio centenar de vidas humanas y la suspensión de la autonomía. Ahora, nos preguntamos: ¿es Puigdemont tan irresponsable como Companys? Media Cataluña y gran parte de España se lo pregunta. Si Companys lo tiene acreditado, Puigdemont, que bascula entre la bisoñez y la osadía, apunta al desastre. Y, mientras tanto, Madrid,
in albis.

José SIMÓN GRACIA

Fotografía: El Mundo

 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.