Pseudobanderas y nacionalismo excluyente

Les propongo un sencillo experimento que no es necesario ejecutar -basta visualizarlo mentalmente, para constatar dos hechos innegables: uno, los políticos de gobierno son definitivamente unos impresentables y dos, un buen número de ciudadanos son -somos- más estúpidos de lo que aparentamos. Les cuento.
Cuatro de la madrugada. Sales con tu auto por la Avenida Diagonal en sentido Lérida y a la altura de Sant Joan Despí circulas a 100 Km/h por un carril solitario de solemnidad. Un flash y tomas conciencia que el radar se encargará de recordarte durante largo tiempo este instante. Hagan su adaptación viaria según su ubicación geográfica.
Con rapidez inusitada recibirán ustedes la correspondiente notificación de sanción cuyos detalles me ahorro. Pueden alegar lo que quieran, un parto, un familiar en el lecho de muerte, ausencia total de vehículos en la vía,… Da lo mismo. Le presentarán una fotografía, una simple imagen, que no le permitirá en modo alguno evitar la sanción correspondiente. Una foto y , sin ningún género de duda, somos culpables.
artur masAhora supongan ustedes que son el presidente de una comunidad autónoma, pongamos por caso Cataluña. Se le ocurre montar un referéndum que las leyes dicen que no es legal. El tribunal correspondiente le prohibe realizarlo -tampoco les cansaré citando literalmente los términos de la prohibición. Y usted, presidente de la comunidad autónoma de Cataluña, en una exhibición de prepotencia y astucia -cómo le gusta presumir de ella-, se salta aspectos fundamentales de la prohibición, se jacta de ello y lo proclama reiteradamente ante los medios de comunicación para que su hazaña sea convenientemente certificada. Con un par. ‘El responsable de todo soy yo’, sentencia orgulloso.
Como se supone lógico, se le anuncia que puede haber cometido algún delito que , de confirmarse, acarreará sanción. Y aquí yo ya veo que me toman por estúpido. ¿Una foto es prueba indiscutible y los registros audiovisules no ? Pero esto, con ser suficiente, no es lo que más me indigna. Sin querer abusar de su paciencia, les apunto,
1- Los fiscales catalanes -parece ser que no todos como se da a entender- no ven motivos para presentar una querella contra el señor presidente. ¿No ven TV, no escuchan la radio, no leen la prensa? . Peor, ¿quién les regaló la carrera?. Más, ¿quién les ha presionado?
2- Políticos socialistas , no tienen ustedes límites. Corrupción, abuso de recursos públicos, falta de transparencia, abandono de responsabilidades, figuran en su tarjeta de presentación. ¿Quieren además ser inmunes a la acción de la justicia? ¿Pueden ustedes delinquir con total impunidad? . Qué coño significa eso de judicializar la política, ¿que son ustedes intocables?. Si ésta es su regeneración ..
3-Hooligans diversos -hay muchos además de Pilar Rahola. Hablen claro y expliquen ustedes por qué un político no puede denunciar ante los tribunales a otro político. Cuenten, ustedes que a menudo critican a la casta política, por qué se ha de tratar de manera distinta a un político en el poder que a un ciudadano que se excede de velocidad, incluso cuando objetivamente no suponga un riesgo para nadie, siquiera para sí mismo.
4- Señores de ERC. ¿Quién se creen que son para hablar en nombre del pueblo catalán?. Pueden envolverse en pseudobanderas y en un nacionalismo excluyente, pero Artur Mas no es Cataluña, es simplemente un catalán que por su cargo debiera ser un ejemplo de respeto a la legalidad. Si él incumple la ley y resulta impune, estaremos el resto de ciudadanos liberados también de cumplir aquellas que no nos interesen, pagar las multas de tráfico, por ejemplo.
5- Josep Antoni Durán. Explique por qué es un error denunciar ante los tribunales al señor Mas. Supongo que es porque está convencido que ha cometido varias ilegalidades y que , por lo tanto, será duramente condenado. Si considera que no es así, ¿por qué se opone?. Cuéntenos por qué los humildes ciudadanos sí debemos pagar por nuestras faltas y delitos mientras los miembros del gobierno catalán no.
6- Ciudadanos en general. Creo que los políticos que tienen o han tenido responsabilidades de gobierno ya han dado suficientes motivos para sentirnos indignados. ¿Vamos a salvarlos también de la acción de la justicia? ¿Eperaremos a que todas las cárceles estén perfectamente equipadas, climatizadas y con dependencias exclusivas para presos de primera, segunda o tercera categoría?. Cada vez que decimos que no se debe judicializar la política nos estamos humillando un poco más. Conmigo, no cuenten.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.