Premonición

I  Menudo cambio. Hoy, he visto pasar por la acera de enfrente a Pablo Iglesias trajeado, encorbatado, pelado y engominado. Sin coleta. Tras él, a corta distancia, una mujer esbelta , rubia, muy atractiva que apenas puede seguir su paso. Su cara me suena, pero no, no es ella, creo. No sé cómo consigue mantener el equilibrio con ese palmo de tacones y unas piernas tan largas, aparentemente frágiles. No, definitivamente no es Tania Sánchez. Sin embargo me resulta familiar. En fin, tampoco lo mío son las fisonomías. En la esquina , junto a la tienda de Mango, una pareja de policía nacional, aunque el uniforme es distinto, camisa marrón clarito y pantalón azul oscuro, feo de narices; no sé cuándo se lo han cambiado. No tienen vergüenza, no les pagan la extra y cambian el uniforme, manda huevos. Para chalecos antibalas seguro que no hay presupuesto.
Podemos-logoAntes de llegar a la boca del metro, he parado a tomar un café. El bar, repleto de gente con la mirada fija en una LG de quinientas mil pulgadas, menuda pantalla, no sé qué partido dan. ¿A estas horas fútbol?. No, no daban partido; en la 1, Canal Nacional, se anuncia una conexión con el Congreso de los Diputados. Me parece todo un poco raro, no sé. Camarero, por favor, un café corto. De repente, murmullos a izquierda y derecha de la barra. Reconozco la voz de la tele, es Alberto Garzón, líder de Izquierda Unida. Sin barba, sólo con bigote, anunciaba la intervención del presidente del gobierno, del “Señor Presidente del Gobierno de la Nación” ha dicho casi con solemnidad. Del primer escaño del banco azul se levanta Pablo Iglesias y se dispone a subir al estrado. Primer plano de Mariano Rajoy con semblante muy gallego, mirada perdida, aparentemente tranquilo; ahora la cámara se desplaza de derecha a izquierda de la cuarta fila hasta encontrar a Pedro Sánchez, serio, con ojeras, parece que lleve días sin descansar. “Señores y señoras diputadas de la Asamblea Nacional,…..”.
II  Alhambra se llama el bar. Árabe supongo, por el movimiento de tajines y platos de cous cous. Si tienen harira me tomo una, un té y luego cojo el metro en Lavapiés. No sé si me apetece dar un paseo hasta la estación de Atocha. Mientras espero la sopa, sigo preguntándome qué hago yo, solo, un martes, en Madrid. De nuevo llama mi atención el enorme pantallón. Salen gráficos que registran los resultados de una votación en lo que debe ser el Congreso pues lo veo algo diferente: A favor los votos de Podemos, Izquierda Unida, Nafa no sé qué; abstenciones, grupo socialista; en contra, partido polular, Upid, Ciudadanos y grupo mixto. “La moción relativa a la suspensión de los conciertos en enseñanza y sanidad queda aprobada por mayoría”, se anuncia. Estos tíos se han vuelto locos. Y a los socialistas ya les vale. Hostia, hostia, no ha salido CiU ni Esquerra ! No hay partidos catalanes . No entiendo nada y el puto móvil sigue sin servicio.Absorto en mis pensamientos, casi me achicharro con el té. Está ardiendo pero muy bueno, con mucha menta. Pido la cuenta mientras se enfría un poco y bajaré andando, así me despejo un poco. Creo que a las cinco sale un Ave a Barcelona, con suerte a la ocho estoy en Esplugues. No se me van las palabras de Garzón: “Señor Presidente del Gobierno de la Nación” referidas a Pablo Iglesias. ¿Cómo es posible?
IñakiEn la calle no hay mucho movimiento para ser un día laboral, poco tráfico. Un quiosco, decido comprar la prensa, a ver si me entero de algo, de lo que pasa en Cataluña. “El Universal” , no lo conozco, debe ser el nuevo periódico de Pedro J. Sólo un euro, ha bajado el precio, increíble. Gran titular a toda página: “Inminente encarcelamiento de Iñaki Urdangarín”. Debajo fotografía de primer plano del duque de Palma. El pie de foto indica que el duque ingresará en las próximas horas en la misma cárcel que están Blesa y Rodrigo Rato.
Las cuatro de la tarde. Voy a sacar el billete para Barcelona. Menos mal que hay poca gente, no me apetece hacer cola. Voces de protesta ante algunas ventanillas. No veo infromación en pantalla. Me toca. Un billete para el Ave de las 17.00 a Barcelona, por favor. “Lo siento señor, el servicio a Barcelona está interrumpido” -me dice un joven escasamente amable. Pero … , retírese y acuda a información -insiste-, oiga …
III  La rubia no era Tania Sánchez. Acabo de verla, a la rubia, en una foto con Pablo Iglesias en El Universal. Por cierto, un panfleto infumable; está claro que éste no es el periódico de Pedro J. De la cuarentena de páginas, trenta y tantas ensalzan las virtudes de las obras y proyectos de la coalición de gobierno formada por Podemos y lo que antes era Izquierda Plural. Las restantes, críticas voraces, amenazas de hecho, a los fachas del partido popular.
lola sanchezBusco en Internet -momentáneamente tengo servicio- y consigo encontrar, no sin dificultad, los resultados de las elecciones generales. Las ganó el partido popular con 87 escaños; la suma de los escaños de Ciudadanos y UpiD no consiguió superar los 124 de la coalición que gobierna -Podemos y la Izquierda de los pueblos de España. El PSOE, con dos escaños menos que Podemos, tampoco. Deduzco que la abstención del grupo socialista -¿maniobra de Susana Díaz para blindar la presidencia de la Junta?- ha facilitado la presidencia a Pablo Iglesias. Justificaría la cara de circunstancias de Pedro Sanchez.
Vuelvo al panfleto. “Pablo Iglesias convoca la marcha a favor de La República” titular junto a imagen del presidente Iglesias. Otra noticia informa que el gobierno ultima el decreto de expropiación de varias fincas de la casa de Alba. Busco información económica, cómo va la Bolsa , la prima de riesgo. Nada de lo que era habitual. Se anuncia acuerdo con el gobierno de Irán para la importación de petróleo al tiempo que se anuncia el cierre definitivo de las prospecciones de Repsol en Canarias.
Mientras intento parar un taxi que me lleve al aeropuerto de Barajas, creo que han quitado el nombre de Adolfo Suárez, recupero la rubia. Por la foto del Universal deduzco que era la eurodiputada valenciana Lola Sánchez . Me pareció más alta en la calle, serían los tacones y la minifalda de infarto que llevaba. Subo al taxi; al aeropuerto , por favor. Lo siento señor, hay huelga de controladores. Puñetero Murphi.
Despierto con un sudor frío. Uf, joder con el sueñecito.

José SIMÓN GRACIA

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.