Podemos, descenso de apoyo electoral

Escribía el rico empresario Juan Carlos Monedero el pasado noviembre un artículo titulado “Encuestas en Corruptópolis”. Releyéndolo, he querido destacarles dos apuntes que resultan especialmente relevantes para entender la transición del Podemos de entonces al Podemos casta actual.

Primera. En referencia a las encuestas, entonces muy favorables, un Monedero humilde afirmaba “ lo interesante es la tendencia”. Apenas seis meses después, las encuestas cambian de tendencia: claro descenso de apoyos a Podemos (del 28,2% de principios de año al 22,1 % en abril). En intención de voto directo el roto es mayor: del 22,2 % de noviembre de 2014 al 12,8 % a mediados de abril. ¿Qué justifica esta tendencia?. Tal y como se ha publicado en distintos medios, muchas son las razones; una de ellas, a buen seguro, es el propio Juan Carlos Monedero, apartado del primer plano mediático mientras escampa el escándalo bautizado con su nombre. Preguntados por la nueva tendencia, el secretario de Relación con la Sociedad Civil y portavoz de la Ejecutiva, Rafa Mayoral, ha evitado referirse abiertamente a este punto y ha fijado su atención en el elevado número de indecisos -cercano al 40% según algunas encuestas- , y su intención de captar ese voto para su formación.

Segunda. Afirma Monedero que los ataques a Podemos son cada vez más ridículos, son la expresión de un régimen en descomposición, concluía : “Quieren los medios de la casta explicar la presencia de Podemos como una opción del miedo y del fracaso de los responsables del bipartidismo. Les falta entender que lo que está pasando en España es que las brasas del 15M se han avivado de manera que, de nuevo, la sociedad está despertando. Y ahora, además, hay un instrumento político para canalizar esa indignación.” En estos momentos las tornas se giran, y es la formación de Iglesias y Monedero quien cae en el más estúpido de los ridículos atacando a Ciudadanos -las encuestas lo presentan como nueva alternativa seria y fiable-, a veces veládamente, “ una cosa es el cambio y otra el recambio”, otras directamente, “subir el IVA a los productos de primera necesidad y bajar el de los artículos de lujo, no es solo una insensatez: es además una forma de prorrogar la ineficacia de nuestro (el español) sistema fiscal”.

Estoy impaciente por leer la nueva aportación del empresario Monedero a la regeneración política. Le sugiero un títular: “Encuestas para el recambio” . Espero, además, aproveche la ocasión para explicarnos por qué, ahora, justo cuando la tendencia electoral no les beneficia, abrazan la bandera constitucional si hasta hace cuatro días era propia del facherío más rancio.

José SIMÓN GRACIA

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.