Los cuatreros de la banda del 4%

Jose_marco_100Ahora, cuando los desfiles por la ciudad de la justicia -edificada previo pago del 4% a la mafia convergente- destapan las vergüenzas de los cuatreros, sabemos que Convergencia Democrática de Cataluña –CDC– nos roba”

Muchos hemos defendido y defendemos que el proceso catalán no es más que un intento desesperado de tapar la trama de corrupción perfectamente diseñada por quien fuera proclamado en su día el español del año: Jordi Pujol Soley. Menudo ojo clínico.

Tras décadas de saqueo, el negoci del clan Pujol-Ferrusola se traspasó temporalmente a la familia Mas-Rakosnik hasta que Oriol Pujol Ferrusola estuviara preparado para tomar el relevo político del patriarca Pujol. Era el tercer episodio de una serie que se inició con la fundación de Banca Catalana por parte de l’avi Pujol y que continuó su hijo Jordi hasta lograr su expolio –con el consentimiento del PP– y casi el de Cataluña a la que quiso convertir con ayuda del DOG en su banco particular.

La avaricia y prepotencia de unos, y la traición de otros terminó con la gallina de los huevos de oro. Tras la imputación de Oriol Pujol Ferrusola por corrupción, Artur Mas quedaba como heredero y máximo responsable del cártel. Con la astucia que le caracteriza, tardó un plis en liquidar todo el capital político atesorado en la etapa de Jordi Pujol, y otro, en arruinar Cataluña. Este lumbreras ha resultado ser un peligro público, hunde todo lo que toca.

El juicio por el caso Palau confirma lo que, de manera intuitiva, ya sabíamos: financiaba a Convergencia Democrática de Cataluña y enriquecía a toda la trama mafiosa. Ahora, cuando los desfiles por la ciudad de la justicia -edificada previo pago del 4% a la mafia convergente- destapan las vergüenzas de los cuatreros, sabemos que Convergencia Democrática de Cataluña –CDC– nos roba, y que Esquerra Republicana de Cataluña es cómplice del latrocinio.

Ahora sabemos que Artur Mas dijo su última verdad cuando negó, en sede parlamentaria, recibir el 3% de comisión a cambio de obra pública. Tenía razón, no era el 3% sino el 4%. Ese era el auténtico expolio que ha sufrido y sufre Cataluña. Ahora, solo los sectarios y quienes viven del régimen son capaces de justificar la deriva separatista por el expolio del Estado o con el democrático derecho a decidir, que ya ejercemos con normalidad desde hace décadas.

Y también, que Carlos Puigdemont es un estúpido de manual si pretende engañar a alguien cuando afirma que su gobierno está libre de corrupción. Junts Pel Sí es una coalición electoral formada principalmente por candidatos de los partidos CDC y ERC, tal y como refleja Vilaweb ( poco sospechoso de ir contra los intereses secesionistas). Puigdemont es CDC como lo son Mas, Homs, Rull o Turull, Por la misma razón, Esquerra Republicana debiera abandonar el gobierno de la Generalitat si no quiere ser cómplice de los cuatreros de la banda del 4%.

¿España nos roba?

José SIMÓN GRACIA

Foto: El Confidencial

You may also like...

2 Responses

  1. Gustavo dice:

    No puedo comentar porque solo podría escribir una serie interminable de adjetivos ofensivos, insultos procaces, maldiciones familiares, defecaciones familiares, juramentos contra bandidos… con lo que la moderación de comentarios dejaría una serie de tachones con una ristra de solo artículos determinados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.