¿Y si le dan una patada a La PSOE?

Susana Díaz, ‘la que más y mejor defiende Andalucía’ ha sido dejada en ridículo por una señora de Chiclana”

El 3 de mayo -días después de ser investido Pedro Sánchez como presidente del Gobierno de España- publiqué “Menos España y más Cataluña”, un artículo en el que anticipaba las líneas maestras de lo que sería su acción política al frente del Ejecutivo.

En uno de los párrafos apunté: “de los supremacistas catalanes, Sánchez aprenderá a distinguir entre buenos y malos españoles (adivinen), a señalarlos y a estigmatizarlos. A convertir la incoherencia, la ocupación de los medios y la manipulación en democracia. Y quién sabe si, incluso, a proclamar unilateralmente una República que liquide, vía exprés, la Monarquía parlamentaria”. ¿Y si los andaluces le propinan una patada a La PSOE? Clic para tuitear
Apenas tres meses después, queda acreditada la incoherencia, la ocupación de la Radio Televisión Española y la manipulación de la democracia. También, la exhibición antidemocrática de gran parte del Gobierno que marca (agitadores del odio, enemigos de la convivencia y la paz social) a los malos españoles : quienes defienden la bandera nacional, a la Guardia Civil, a las víctimas de la violencia independentista, o algo tan bárbaro como la integridad territorial.

Durante la campaña electoral andaluza, Susana Díaz (“la que más y mejor defiende Andalucía” a la que una sola mujer de Chiclana ha dejado en ridículo), y la cuadrilla del cortijo socialista que le acompaña, tira de argumentario con tintes nacionalistas para demonizar a PP y Ciudadanos, esos malos andaluces que “desprecian Andalucía y pretenden gobernarla”, como dice el plagiador Pedro Sánchez Castejón.

Ocurre que, paradójicamente, eso es justo lo que llevan haciendo desde hace 40 años los socialistos -nótese la o- Chaves y Griñán y la socialista -destáquese la a- Susana Díaz. Porque los que la desprecian son los imputados en Caso ERE, Caso Jeremie, Caso Santana, Caso Transferencias de Financiación, Caso Faffe, … Lo que roban los fondos del desempleo, reciben mordidas a cambio de subvenciones y dejan sin recursos a la Sanidad andaluza. Los que han hecho posible que los andaluces están 48 puntos por debajo de la renta de los ciudadanos del norte de España o que nueve de las diez ciudades más pobres de España estén en Andalucía o que la tasa de desempleo (EPA) el año 2017 fuese el 24,4 % y la de menores de 25 años, el 47,9 %. Esos y no otros son los que desprecian a los andaluces. La PSOE es esa empresa donde la gente va a currar, a hacer clientela, a hacer negocio, a colocarse, a calentar la silla... Clic para tuitear A pesar de ello, las encuestas reflejan cuán anómala es la normalidad política andaluza y cuán fuerte es en esa maravillosa tierra el tabú del PSOE. Hasta las trancas de corrupción política, económica y moral, con casi 300 imputados, con una gestión sanitaria calamitosa, con tasas de desempleo insostenibles, y Susana Díaz puede que vuelva a gobernar tras las elecciones del 2 de diciembre.

De confirmarse, los andaluces estarán avalando la corrupción y las múltiples catástrofes provocadas por los sucesivos gobiernos andaluces, incluido el de Susana Díaz.

Y me pregunto: ¿no es hora ya que los andaluces abandonen la zona de confort, el miedo y le propinen una patada a La PSOE, es decir, a esa empresa donde la gente va a currar, a hacer clientela, a hacer negocio, a colocarse, a calentar la silla…?

José Simón Gracia @mehuelea

 

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. 07/12/2018

    […] dos días de diferencia, y cuatro décadas de por medio, el PSOE -o La PSOE, como prefieran ustedes- ha pasado de la gloria al purgatorio, del cielo a los infiernos, del todo […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.