La rubia no era Tania Sánchez

Menudo cambio. Hoy, he visto pasar por la acera de enfrente a Pablo Iglesias, trajeado, encorbatado, pelado y engominado. Sin coleta. Tras él, a corta distancia, una mujer esbelta , rubia, muy atractiva que apenas puede seguir su paso. Su cara me suena, pero no, no es ella, creo. No sé cómo consigue mantener el equilibrio con ese palmo de tacones, con unas piernas tan largas, aparentemente frágiles. No, definitivamente no es Tania Sánchez. Sin embargo me resulta familiar. En fin, tampoco lo mío son las fisonomías. En la esquina , junto a la tienda de Mango, una pareja de policía nacional aunque el uniforme es distinto, camisa marrón clarito y pantalón azul oscuro, feo de narices; no sé cuándo se lo han cambiado. No tienen vergüenza, no les pagan la extra y cambian el uniforme, manda huevos. Para chalecos antibalas seguro que no hay presupuesto.
Podemos-logoAntes de llegar a la boca del metro, he parado a tomar un café. El bar, repleto de gente con la mirada fija en una LG de quinientas mil pulgadas, menuda pantalla, no sé qué partido dan. ¿A estas horas fútbol?. No, no daban partido; en la 1, Canal Nacional, se anuncia una conexión con el Congreso de los Diputados. Me parece todo un poco raro, no sé. Camarero, por favor, un café corto. De repente, murmullos a izquierda y derecha de la barra. Reconozco la voz de la tele, es Alberto Garzón, líder de Izquierda Unida. Sin barba, sólo con bigote, anunciaba la intervención del presidente del gobierno, del “Señor Presidente del Gobierno de la Nación” ha dicho casi con solemnidad. Del primer escaño del banco azul se levanta Pablo Iglesias y se dispone a subir al estrado. Primer plano de Mariano Rajoy con semblante muy gallego, mirada perdida, aparentemente tranquilo; luego la cámara se desplaza,lentamente, de derecha a izquierda de la cuarta fila hasta encontrar a Pedro Sánchez, serio, con ojeras, parece que lleve días sin descansar. “Señores y señoras diputadas de la Asamblea Nacional,…..”.
No sé que más ha dicho Pablo Iglesias, qué acuerdos de gobierno anunciaba o qué proyectos apuntaba. Sólo sé que todo ha sido un sueño. Pero parecía muy, muy real. Quién sabe si en breve lo será .
Leer segundo sueño

You may also like...

1 Response

  1. 19/12/2014

    […] La rubia no era Tania Sánchez […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.