La Caverna catalana y Caspalunya

La obstinación del presidente de la Generalitat para hundir Cataluña es de manual de psiquiatría. Convertir Cataluña en una multitud alrededor de dos millones de individuos ha supuesto una regresión a un estadio infantil y primitivo donde la iniciativa, la independencia y la capacidad intelectual del individuo ha desaparecido como tal y sólo tiene sentido o se manifiesta en cuánto que tiene el apoyo de otros miembros de la masa. Así viene siendo la Cataluña oficial, que no la real, en los últimos años.
El sueño de Artur Mas para constituirse en caudillo y ser reconocido como tal por la multitud, está generando, sin embargo, un efecto contrario a sus aspiraciones: la descomposición del llamado bloque soberanista. El bloque que en origen ya era más un mosaico de organizaciones políticas muy heterogéneas, entidades sociales, culturales y económicas muy subvencionadas que no una estructura sólida, ha ido perdiendo poco a poco el aglomerante que los mantenía agrupados -no unidos: perpetuarse en el poder como una auténtica y singular casta. Los unos, para tapar y mantener corruptelas, los otros para probarlas. Está claro que como no hay pastel para tanto invitado -más ahora que vienen malas épocas para las criaturas de la cosa pública-, algunos han iniciado su proceso particular -primero fue el PSC seguido ahora por Iniciativa y la CUP.
MAS MANTIENE LA CONSULTA EL 9N CON "URNAS Y PAPELETAS"El espectáculo que se nos presenta promete. Y cómo en estas fiestas no es el mejor momento para hacer el ridículo, los tres actores que todavía aguantan – CDC, ERC y las entidades en torno a la plataforma “Ara és l’hora”- siguen manteniendo reuniones en un intento formal para evitar visualizar la derrota, mientras en la red saltan las alarmas y se vierten acusaciones de enfriar el proceso. Todo apunta que ya está enterrado y que, sólo habrá servido para esconder una gestión política nefasta y un ejemplo de cómo transformar los medios públicos catalanes en una auténtica Caverna Catalana al más puro estilo venezolano, y a Cataluña en Caspalunya.
Versión en catalán

You may also like...

3 Responses

  1. Me parece acertado tu comentario pero es como una moneda con una sola cara. No se entiende ésta que tú llamas la caverna catalana sin la caverna española, verdadera artifice de esta situación. Te recuerdo que Zapatero, simplemente con su talante, porque capacidad política tenía poca, relegó a ERC a tercera fuerza política. El PP la ha convertido en primera fuerza política. y es que el PP da por buena la situación si eso le da votos en el resto del Estado.Y con ese espiritu no se respeta un pueblo y una cultura.

    • jsoe dice:

      En primer lugar, gracias por tu comentario.
      No es necesario hacer grandes esfuerzos para encontrar errores garrafales del PP en éste y en otros asuntos. Sin embargo, creo que otorgales el mérito del crecimiento independentista es simplificar mucho el tema. La suma de legítimas aspiraciones de un sector de la burguesía catalana, millones de euros y control de medios de comunicación públicos y privados subvencionados no s acerca más a la realidad. Fíjate que el fenómeno Podemos se ha gestado de modo parecido: descontento social, proclamas populistas y un medio de comunicación ha bastado. Ojalá fuese culpa del PP, ya que mandándoles a la oposición queradía resuelto el problema. El tema del respeto da para mucho. Como catalán te aseguro que ni me siento ni me he sentido agredido en ese aspecto.
      Saludos

  1. 30/12/2014

    […] La Caverna catalana y Caspalunya – 30/12/2014 […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.