Josep Garganté, un Bódalo a la catalana

Jose_marco_100“ Ada Colau, la misma que llamó criminal a Javier Rodríguez, vicesecretario general de la Asociación Nacional de Banca, ahora vira, se adorna de ‘sensatez’ y espera la sentencia judicial para tomar una decisión”

Josep Garganté es un buen ejemplo de independentista tipo ibérico, duro y guerrero al que le gusta todo lo que sea violento y exaltado: patriotismo, la guerra, el entusiasmo político. Nada que ver con ese independentista de tipo fenicio con ascendiente semita, adaptable a las circunstancias con tal de conseguir sus objetivos, relacionados, fundamentalmente, con la acumulación de riquezas (Jordi Pujol encajaría en este prototipo). Su aspecto musculado, máquina, contrasta con su cerebro de ‘pichiclás’.

Garganté practica el pensamiento fuerte, las acciones fuertes. Igual revienta una luna, que estampa una cámara de televisión, que amenaza a un médico o a un agente de la guardia urbana. Empleado del TMB, su carácter belicoso ha meritado para auparle a una concejalía en el Ayuntamiento de Barcelona por la CUP. Hoy, ya es un Bódalo a la catalana al que sólo le falta que Anna Gabriel le compare con Salvador Espriu.

El 22 de abril será juzgado por coaccionar a un médico del CAP Peracamps para que modificara el parte de lesiones de un mantero, con el fin de imputar a los agentes municipales. Garganté, chulo él, lo niega, al tiempo que acusa (qué mejor defensa que un ataque) a la guardia urbana de tener cupofobia. No importa que una cámara de seguridad del metro demuestre que el mantero tropezó sin ayuda de nadie. Tampoco, menos si cabe, que las coacciones al facultativo fuesen grabadas por un sargento de la guardia urbana que, la tarde del 23 de marzo, estaba en las dependencias de Peracamps. No piensa dimitir. ¿Por qué debiera hacerlo si, además, no se arrepiente de nada y afirma que lo volvería a hacer?

La guerra contra la guardia urbana permanece, y se extiende. Ada Colau, la misma que llamó criminal a Javier Rodríguez, vicesecretario general de la Asociación Nacional de Banca, ahora vira, se adorna de ‘sensatez’ y espera la sentencia judicial para tomar una decisión. Hoy, el hedor abandona las cloacas y se acomoda en la plaza Sant Jaume.

Hoy, Federica Montseny, Maria Salvo, Neus Català, Mercè Rodoreda, Maria Mercè Marçal, Emília Llorca, Marta Mata, Maria Aurèlia Campany y Montserrat Roig se cubren la nariz y desvanecen su sonrisa mientras intentan escurrirse por las verticales que limitan el despacho de la alcaldesa.

José SIMÓN GRACIA

 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.