Inminente encarcelamiento de Iñaki Urdangarín

Alhambra se llama el bar. Árabe supongo, por el movimiento de tajines y platos de cous cous. Si tienen harira me tomo una, un té y luego cojo el metro en Lavapiés. No sé si me apetece dar un paseo hasta la estación de Atocha. Mientras espero la sopa, sigo preguntándome qué hago yo, solo, un martes, en Madrid. De nuevo llama mi atención el enorme pantallón. Salen gráficos que registran los resultados de una votación en lo que debe ser el Congreso pues lo veo algo diferente: A favor los votos de Podemos, Izquierda Unida, Nafa no sé qué; abstenciones, grupo socialista; en contra, partido polular, Upid, Ciudadanos y grupo mixto. “La moción relativa a la suspensión de los conciertos en enseñanza y sanidad queda aprobada por mayoría”, se anuncia. Estos tíos se han vuelto locos. Y a los socialistas ya les vale. Hostia, hostia, no ha salido CiU ni Esquerra ! No hay partidos catalanes . No entiendo nada y el puto móvil sigue sin servicio.
IñakiAbsorto en mis pensamientos, casi me achicharro con el té. Está ardiendo pero muy bueno, con mucha menta. Pido la cuenta mientras se enfría un poco y bajaré andando, así me despejo un poco. Creo que a las cinco sale un Ave a Barcelona, con suerte a la ocho estoy en Esplugues. No se me van las palabras de Garzón: “Señor Presidente del Gobierno de la Nación” referidas a Pablo Iglesias. ¿Cómo es posible?
En la calle no hay mucho movimiento para ser un día laboral, poco tráfico. Un quiosco, decido comprar la prensa, a ver si me entero de algo, de lo que pasa en Cataluña. “El Universal” , no lo conozco, debe ser el nuevo periódico de Pedro J. Sólo un euro, ha bajado el precio, me parece increíble. Gran titular a toda página: “Inminente encarcelamiento de Iñaki Urdangarín”. Debajo, fotografía de primer plano del duque de Palma. El pie de foto indica que el duque ingresará en las próximas horas en la misma cárcel que están Blesa y Rodrigo Rato, para cumplir los más de ocho años de cárcel a los que ha sido condenado.
Las cuatro de la tarde ya. Voy a sacar el billete para Barcelona. Menos mal que hay poca gente, no me apetece hacer cola. Voces de protesta ante algunas ventanillas. No veo información en pantalla. Me toca. Un billete para el Ave de las 17.00 a Barcelona, por favor. “Lo siento señor, el servicio a Barcelona está interrumpido” -me dice un joven escasamente amable. Pero … , retírese y acuda a información -insiste-, oiga …
Hasta aquí mi segundo sueño. Leer sueño anterior

You may also like...

1 Response

  1. 23/12/2014

    […] Inminente ingreso en la cárcel de Iñaki Urdangarín […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.