Un gobierno malo y peligroso, el de Pedro Sánchez

¿Qué convicción ética puede avalar la obtención de un Doctorado mediante una tesis plagiada con descaro?”

Durante los últimos años, el hoy presidente del gobierno de España, Pedro Sánchez Castejón, dedicó toda su actividad política a demonizar al PP, a su líder, Mariano Rajoy, a sus votantes incluso, mientras se postulaba como el candidato que encarnaba todas las virtudes: humilde, honesto, tolerante, digno, integro, solidario, cualificado y capaz. Dime de qué presumes y …

Soportado por el chavista Pablo Iglesias, por golpistas de ERC y PDeCAT, por etarras tuneados de EH Bildu, por los pancatalanistas de Compromís, por los nacionalistas vascos del PNV y por el diputado de Nueva Canarias, Sánchez Castejón ocupa el palacio de la Moncloa desde el 2 de junio de 2018 tras ganar una moción de censura contra Rajoy. Cinco días más tarde, formó un gobierno bonito, feminista, LGTB, transparente, eficaz y sólido como el granito, estructurado en diecisiete ministerios. Un gobierno de posado y, sobre todo, un gobierno traidor, cómplice del separatismo catalán. Dos ministros están en la picota: Pedro Duque -a cuenta de una Sociedad para escaquear tributos- y la ministra de Justicia con tics homófobos, Dolores Delgado Clic para tuitear
El granito se fracturó a los siete días con la dimisión forzada de un Ministro de Cultura guay, que defraudaba a Hacienda (Máxim Huerta). Desde entonces, un acelerado deterioro se ha llevado por delante a la ministra de Sanidad Carmen Montón por irregularidades en un Máster, y dos ministros más están en la picota: Pedro Duque -a cuenta de una Sociedad para escaquear tributos- y la ministra de Justicia con tics homófobos (Dolores Delgado, la que se refería a Marlaska como maricón y celebraba el puticlub de Villarejo) por mentir en sede parlamentaria acerca de sus relaciones con lo más selecto de las cloacas del Estado.

Sumen a todo ello las presiones al poder judicial para orientar la acción de jueces y fiscales, la petición de libertad para los presos por parte de Borrell y Batet -ambos ministros-, la oferta de indultos a futuros condenados, la lluvia de millones y la sumisión ante los líderes independentistas, y tenemos la imagen desoladora de un gobierno malo y peligroso.

Apenas tres meses han bastado para evidenciarlo. Era previsible dado que Sánchez, principalmente, y su gobierno actúan movidos por la convicción y la pasión en vez de hacerlo guiados por la razón y la responsabilidad. Las convicciones de Sánchez Castejón no son nobles y se traducen en conductas impropias de quien se postula como profesional de la política Clic para tuitear Lamentablemente, las convicciones de Sánchez Castejón no son nobles y se traducen en conductas impropias de quien se postula como profesional de la política.

¿Recuerdan qué espetó Pedro Sánchez a Mariano Rajoy desde la tribuna del Congreso? “Lo que hay en Europa son Gobiernos donde, como en Alemania, personas que han desempeñado responsabilidades ministeriales y se les ha descubierto que han plagiado una tesis, lo que han hecho ha sido dimitir “. Pues bien, a mediados de septiembre, un gran trabajo de investigación del periodista Javier Chicote (@ChicoteLerena) publicado en el diario ABC demostraba que Sánchez plagió su tesis doctoral sin que el presidente socialista haya dimitido por ello.

¿Qué convicción ética puede avalar la obtención de un Doctorado mediante una tesis plagiada con descaro? ¿Qué esperanza de vida tienen sus convicciones, señor Sánchez?

José Simón Gracia

@mehuelea

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. 18/11/2018

    […] Qué mal hemos hecho los españoles para haber de sufrir, una vez más, un mal gobierno. Qué crímenes hemos cometido para soportar la penitencia del narcisista Pedro Sánchez Castejón, embustero hasta los tuétanos, cuya obsesión patológica de poder le lleva a mutar hasta el absurdo y la irracionalidad. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.