Empar Moliner, una ‘poca-solta’

Jose_marco_100Empar no es más que una ‘poca-solta’ que decimos en Cataluña. Estas personas no piensan o lo hace con levedad, y no reparan en que, a veces, las metáforas, como las armas, las carga el diablo.”

Uno se espera que en un acto de ‘kale borroka’ pueda quemarse contenedores, coches, banderas, y, en general, cualquier cosa que se ponga a tiro. En definitiva son actos de terrorismo definidos como de ‘baja intensidad’. Afortunadamente, el incremento de las penas y la falta de apoyo social a estas acciones ha propiciado su declive. Hoy, sólo desde la izquierda abertzale más radical se sigue defendiendo como estrategia política de protesta.

Empar Moliner, periodista y escritora afincada en TV3, es una lideresa independentista que está, como otros tantos y tantas, muy preocupada por la pérdida de fuelle del ‘procés’. Y como, además, ha de mantener y cuidar la plaza en el chiringuito televisivo, ha montado su propia ‘tele barroka’ quemando un ejemplar de la constitución española, como acto de protesta por una decisión del Tribunal Constitucional que bloqueaba una normativa catalana.

Ahora, a sentarse y esperar que en las redes sociales la pongan a caldo, a que algunos le llamen terrorista, nazi, y otras lindezas. Las finas plumas de la prensa del Régimen se encargarán de victimizarla al tiempo que denunciarán la antidemocrática demonización a la que se le somete sólo por ejercer su libertad de expresión y, cómo no, por ser catalana. Al tiempo.

No participaré en ese juego. De hecho me aburre mucho. Y si Empar Moliner lo que realmente quiere es vender muchos libros en el Sant Jordi que está al caer, quizá lo consiga. Aunque tal vez a alguien se le ocurra, también, quemarlos para enseñar de este modo a los pobres cómo pueden quitarse el frío.

En mi modesta opinión, Empar no es más que una ‘poca-solta’ que decimos en Cataluña. Estas personas no piensan o lo hacen con levedad, y no reparan en que, a veces, las metáforas, como las armas, las carga el diablo. Y entre ‘poca-soltes’ es sabido que, el frío, también se quita a tortas, señorita Moliner.

José SIMÓN GRACIA

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.