El NO-DO catalán

Los medios de comunicación públicos catalanes-con TV3 a la cabeza- y gran parte de los privados – generosamente subvencionados-, han recibido con euforia el adelanto electoral anunciado solemnemente por el presidente  Artur Mas. Ha sido una bocanada que insufla aire, no fresco – el procés ya huele a rancio-, a la parroquia patriótica que anda algo desmotivada y , eso, pone en peligro al Régimen. De paso, los medios  evitan tener que informar acerca de la corrupción del caso Convergencia – o Pujol, como prefieran-, de la problemática ecocómica, social, sanitaria o educativa. Todo ello sería utilizado por los españolistas para empañar el “oasis catalán”.
En su rueda de prensa, Mas, amante de los símbolos, ha destacado su astucia al establecer el 27 de septiembre de 2015 como fecha de las elecciones anticipadas por segunda vez, justo un año más tarde de la solemne convocatoria de la Consulta del 9N. Resulta curioso que  celebre una nueva derrota.
Mientras le contemplo en directo a través de TV3 me viene a la memoria el NO-DO franquista. Y es curioso el parecido con los medios catalanes, hasta en las fechas hay similitud: su primera emisión fue el 4 de enero de 1943 -el anuncio de Mas es el 14- y su instauración fue aprobada por el gobierno franquista el 29 de septiembre de 1942 -elecciones el 27.
Setenta y dos años más tarde, el NO-DO catalán nos presentará la primera lectura de los resultados de las elecciones autonómicas de la  singular  Cataluña. Como ocurriera antaño, con escasas posibilidades de contraste por parte de los espectadores, Artur Mas, convertido en la estrella del NO-DO catalán, acaparará, como el caudillo, los reportajes más amplios y detallados de sus actos y proclamará la profesión y práctica del Soberanisme en todo el territorio catalán. A tal fin, no dudará en dotarle de protección oficial, de manera que nadie podrá oponerse a un soberanista ni a su prédica y no se permitirá otra manifestación que no sea coincidente con la doctrina de la transición nacional. El pueblo catalán, paradigma de la democracia y de la libertad, velará por el estricto cumplimiento de los valores soberanistas, tan profundamente arraigados en esta tierra.
Demasiados parecidos.

José SIMÓN GRACIA

You may also like...

1 Response

  1. Gabriela Linares dice:

    Es vergonzoso eso de las subvenciones, están comprando todas las voluntades puesto que dentro de la escala de valores el ganarse la vida está muy por encima de la integridad y los ideales. Ahondando en las susodichas subvenciones tienen gran parte de la culpa los colegios y escuelas concertadas que se prostituyen ante el ‘parné’ de Generalidad.
    Gabriela Linares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.