Diputado Fernández, un tonto útil

El diputado Fernández ha protagonizado una nueva puesta en escena con el fin de no perder su cuota de votos en el mermado granero independentista. El NO-DO le ha regalado unos minutos de publicidad gratuita para presentar su eslogan para la campaña electoral “no soy español y ningún Estado ni ningún ejército me hará serlo” .

Mire usted, diputado, es usted libre de sentirse o no español, de igual modo que yo, de pensar que lo es indignamente; puede, incluso , con tiempo y, de acuerdo a la legislación que corresponda – a usted, diputado, le viene grande eso de las leyes – , aspirar a obtener una nueva nacionalidad y abandonar la española. Mientras tanto usted es español, le paga el Estado español y debiera trabajar para ese Estado que usted desprecia. Porque usted, diputado Fernández, se lleva, como poco, 37.330,41 € anuales como diputado, 1.543,23 € mensuales por gastos de viajes y desplazamientos y 44.818,28 € anuales por presidir una comisión de investigación. Se levanta usted un casual de unos 100.000 € al año que salen de la hacienda pública española. No está nada mal. Y mire, teniendo en cuenta que, pagando mis impuestos, contribuyo a pagar su sueldo, me permito pedir que se lo gane.

No crea que, como español, me siento ofendido por sus palabras; usted no puede ofenderme. Su porte descuidado, sus memeces, sus bravuconadas, su efusivo abrazo al President, me la trae al pairo. No deja de ser usted un tonto útil del momento. No se engañe, usted nunca será de los suyos, de la misma manera que Piqué o Xavi jamás votarán a las CUP por muy culé que usted sea.

Diputado Fernández, usted estafa a sus votantes, en lugar de luchar por sus derechos, por un puesto de trabajo o por unas condiciones laborales dignas. Les engaña con soflamas de adolescencia mientras trinca un buen casual y se pone a la cola por aquello de la Casualidad ( Casualidad catalana, enriquecimiento súbito ). Mire, aunque sólo sea por disimular un poco, intente ayudar de manera efectiva y real a esos benditos a los que usted , en el fondo, desprecia. ¿Cómo? Le sugiero una línea de trabajo: muchos jóvenes catalanes han sido contratados para trabajar en la hostelería; salario de miseria -no como el suyo- y contratos de 20 horas semanales que se convierten en 40 – 50 . Puede empezar por Castelldefels playa, investigue un poco y denuncie a quien explota de manera tan miserable a esos jóvenes -alguno puede que le vote-, al tiempo que estafa a la Hacienda pública. Ah, claro, que a usted no le importa. Que más ha estafado la familia Pujol-Ferrusola y usted les ha limpiado el polvo de la alfombra. Soy un ingenuo.

Con el respeto que se merezca.

José SIMÓN GRACIA

You may also like...

1 Response

  1. Y al diputado Fernández a todas estas se le olvida cambiarse el nombre y catalanizarlo por FERRANDEZ.
    Saludos, buena ironía la del artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.