Desde el púlpito de la ANC, ahora ¿España nos mata?

Jose_marco_100

“Desmontar los mitos que difunde la ANC desde su púlpito no resulta tarea fácil, conocido, además, el compromiso moral que han adquirido sus fieles a lo largo de los últimos años y que les lleva a replicar la verdad revelada”

Desde sus orígenes, la Asamblea Nacional Catalana (ANC) ha sido una eficaz fábrica de fieles -en ocasiones fanáticos- seguidores de la causa independentista. Desde su púlpito, más alto que el Preikestolen situado sobre el fiordo noruego de Lysefjorden, construye metáforas, metonimias y antropomorfismos que realza convenientemente gracias a los poderosos medios de comunicación que controla, que adorna poética y retóricamente con mitos hasta conseguir que el pueblo catalán los considere verdades indestructibles, inamovibles, canónicas. De este modo, la ilusión pasa a ser verdad y los independentistas, a mentir gregariamente, es decir, inconscientemente.

La ANC inició el sábado su campaña de verano en Vic con una ‘performance en la que la plaza Major de la ciudad quedó cubierta con cruces amarillas para denunciar que “ante un Estado que se muestra insensible con el sufrimiento de sus ciudadanos, y que destroza su sistema sanitario, sólo nos queda poder construir entre todos un futuro mejor para nosotros, nuestros hijos y nietos“. En este penúltimo episodio, la ANC utiliza el púlpito para aumentar la tensión e incitar a las pasiones más bajas sembrando en nuestra comunidad un mensaje conciso y claro. Clarito: “España nos roba” y, ahora también, “España nos mata”.

Desmontar los mitos que difunde la ANC desde su púlpito no resulta tarea fácil, conocido, además, el compromiso moral que han adquirido sus fieles a lo largo de los últimos años y que les lleva a replicar la verdad revelada a través de todos los medios (redes sociales, especialmente). Sabemos, por otra parte, especialmente por los mitos que alientan el terrorismo (nadie vea aquí ningún paralelismo, que no existe) que acabar con los mitos es imposible mientras existan púlpitos (bien engrasados con el vil metal) que los alienten.

Sin embargo, podemos y debemos desmontar esos mitos sobre los cuales se sustentan ilusiones vendidas como verdades. Todos. Poderes públicos, entidades, ciudadanía, todos y cada uno de nosotros. Como hace Sociedad Civil Catalana. Como también lo hacen, y en este caso particular de manera excelente, desde un medio digital catalán Cafeambllet.com . No se pierdan el excelente trabajo de investigación que, durante años, han realizado sobre la corrupción en la Sanidad catalana.

José SIMÓN GRACIA

 

You may also like...

2 Responses

  1. A estas alturas es mejor exterminar al predicador que quemarle el púlpito, que en todo caso serviria para NUESTRA propaganda.

  1. 29/07/2016

    […] nos espera en los días que restan hasta el 11 de septiembre? Tras la siembra de cruces amarillas, lo que procedería ahora sería humillar definitivamente a España sembrando Cataluña […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.