De momento, ellos ganan, señor Rajoy

Las palabras del presidente del gobierno, Mariano Rajoy, dirigidas a tranquilizar a la opinión pública española no dejan de ser un simple testimonio de buena voluntad. Porque lo cierto es que la propuesta de resolución presentada por Junts pel Sí y la CUP, un día u otro, será aprobada por el Parlamento catalán. Y ,en ese momento, aunque formalmente no lo parezca, la declaración de independencia será un hecho.

Con la habilidad que le caracteriza, el gobierno presentará recurso ante el TC para que éste paralice la resolución, algo que a los separatistas, en general, y a la señora Forcadell, en particular, ‘tan se li en fot’ (le importa un pito). De hecho, en ese mismo instante, JxS y la CUP, desde la tribuna parlamentaria y a través de todos los medios que controlan, proclamarán solemnemente que ya han dado cumplimiento al mandato democrático que recibieron de las urnas. La desconexión del estado opresor español será un hecho que evidenciaran con la elección del nuevo Presidente de la Generalitat, a la que seguirá una frenética actividad parlamentaria. Mientras tanto, desde los ayuntamientos, se procederá a adecuar la señalética a los requerimientos que emanen del Parlamento de la República catalana y a eliminar todo aquello que recuerde España.

Claro está que, certificada la ruptura, el gobierno o el propio TC instará la inhabilitación de la presidenta del Parlamento. Pero más claro está que los separatistas no acatarán ninguna orden que emane del estado español. En ese momento, Carmen Forcadell, de acuerdo con la resolución aprobada por el pleno, repetirá una y otra vez que el TC no tiene autoridad alguna en Cataluña, continuará presidiendo plenos y dirigiendo el día a día de la cámara con total normalidad.

A partir de ese mismo instante, la legalidad y la realidad seguirán caminos divergentes. En esta tesitura, reiterada la desobediencia, como ciudadano catalán y, de momento, español me pregunto:

¿Ordenará algún juez la detención de la Presidenta del Parlamento catalán?
¿Piensa el gobierno tomar el control de los medios de comunicación públicos catalanes para evitar que, a través de los mismos , se proclame y consolide la República catalana?
¿Cómo piensa el presidente Mariano Rajoy controlar el territorio catalán?
Los ciudadanos catalanes, ¿cómo podremos verificar que seguimos bajo el manto legal español?
El gobierno de la nación, ¿cómo piensa garantizar que los ayuntamientos catalanes acaten la legislación española?
¿Cómo piensa el gobierno garantizar que el Parlamento catalán actúe conforme a la Constitución?

Me consta que muchos ciudadanos se plantean éstas y muchas otras cuestiones. ¿No cree señor Rajoy que el tema reviste suficiente gravedad como para que usted comparezca públicamente y explique, a grandes rasgos, qué piensa hacer para que las decisiones de los tribunales se ejecuten sin dilación y con la eficacia que el desafío requiere? Porque, de momento, ellos ganan, señor Rajoy.

José SIMÓN GRACIA

 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.