¿De qué coño nos quejamos?

Jose_marco_100“ la democracia nos muestra de nuevo una de sus más terribles paradojas: los asesinos terroristas tienen otra oportunidad; sus víctimas, no; los muertos, siguen en el cementerio”

En Cataluña no existe ninguna fractura social, la gente no se pega hostias por la calle como los anticatalanes de Ciudadanos y el PP quieren hacer ver. En Cataluña sólo se insulta a Sociedad Civil Catalana, SCC, y a quienes apoyan sus actos; sólo se atacan sedes de Ciudadanos, PP y PSC; sólo se manda representantes al homenaje a un terrorista; sólo se busca apoyos internacionales (entre las naciones de España) para destruir el Estado español. Pero no hay fractura social.

Mientras tanto, el gobierno de la nación sigue haciendo dejación de sus responsabilidades permitiendo que la ley se violente sistemáticamente en capítulos tan importantes como garantizar el derechos de los escolares a recibir enseñanza en las dos lenguas oficiales de la comunidad, o como permitir la violación sistemática de la ley de banderas, o permitiendo que ondee la bandera independentista en el mobiliario público.

Y en el País Vasco, la democracia nos muestra de nuevo una de sus más terribles paradojas: los asesinos terroristas tienen otra oportunidad; sus víctimas, no; los muertos, siguen en el cementerio. Otegi ha disfrutado de un homenaje y tal vez no sea el último, pero lo que ninguna democracia evitará es que sea mientras viva un miserable.

Pablo, sólo faltas tú. No te preocupes si te dicen que apoyas a ETA porque el terrorismo no ha existido nunca y la izquierda abertzale jamás luchó contra el pueblo español sino “contra el Estado español”. Los muertos y el resto de víctimas no son el pueblo, son, como bien saben los catalanes, los de verdad me refiero, simples unionistas traidores. Palabra de Arnaldo.

Sin fractura social en Cataluña, sin gobierno en la nación, con Otegi en plan Nelson Mandela y con Pablo Iglesias como pastor del pueblo, ¿de qué coño nos quejamos?

José SIMÓN GRACIA

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.