Capullo … vaya gilipollas

Jose_marco_100Ha bastado la primera hostia de Rafael Hernando para noquear a un púber Iglesias que ha abandonado, junto a su grupo, la Cámara. Qué pensaría Hugo Chávez, qué pensará Nicolás Maduro contemplando esa bochornosa escena”

Pablo Iglesias, comandante podemita, piensa que los cambios sociales profundos no se logran en el Parlamento ni por medios pacíficos: hay que imponérselos a los poderosos por la vía de las armas –no confundir con las urnas–, de la revolución social, de organizar la rebelión de la gente, trabajadores, de los oprimidos y para ello hay que crear unos instrumentos indispensables como la bronca que monta en cada sesión parlamentaria. Sea con la cal viva, sea con el golpe de estado socialista o con los presuntos delincuentes que llenan la Cámara.

Se nota, se siente, el pensamiento ‘chavista’ está presente. En los medios, en la calle, en nuestras casas, en el Congreso… Tocaba jornada intensiva a cuenta de la ‘no pero si’ investidura de Mariano Rajoy. Sin embargo, Pablo Iglesias focalizaba su ira en el PSOE al que ha acusado de practicar un golpe de estado contra su secretario general, PDR SNCHZ. Se entiende el enfado en tanto que unas terceras elecciones habrían provocado que el Frente Podemita –no confundir con Frente Popular– se posicionara como el primer partido de la oposición. Y de ahí al gobierno, un paso.

Sin embargo, Pablo Manuel ha decepcionado con su comportamiento infantil, impropio de quien aspira a conducir las riendas de la patria. Ha bastado la primera hostia de Rafael Hernando para noquear a un púber Iglesias que ha abandonado, junto a su grupo, la Cámara. Qué pensaría Hugo Chávez, qué pensará Nicolás Maduro contemplando esa bochornosa escena. El partido del pueblo jamás abandona el Congreso; en todo caso, provoca que los demás lo abandonen para así ocuparlo y no abandonarlo salvo por la fuerza. Vaya gilipollas… como diría Rivera. Menudo retrato te ha hecho, Pablo.

José SIMÓN GRACIA

You may also like...

2 Responses

  1. Gustavo dice:

    ¡Qué país Miquelarena, qué país! Tanto berrear para entrar y cuando les sacuden un poquico, se van todos corriendo. Estos novatos serán muy universitarios, tendrán léxico y verbo como tales pero, si se rasca la superficie, a lo mejor encuentras que no hablan más que un idioma o dos, que no saben de donde son capital Yangon, Moroni, Thimbu o Lilongwe y que en la República no hubieran aguantado ninguno de los jabalíes atacando sino hicieron lo contrario salir corriendo como corzos asustados. No me podía creer verlos salir en grupico como unos colegiales expulsados por el maestro por revoltosos en clase.

  2. Jsimon dice:

    Lo dicho, no aguantan media hostia. Para correrlos a ‘gorrazos’.
    Saludos 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.