Antoni Puigvert contra los hombres del frac

Jose_marco_100“.. aprovechando su prestigio intelectual y su alta cátedra mediática, usa las palabras, no para contribuir a encontrar soluciones, sino para simplificar los problemas y demonizar a los que no piensan como él”

Dicen por aquí, por la Cataluña que quiere ser un ‘nou país’, que el nuevo académico de la lengua, el catalán Félix de Azúa, es más anticatalán que Vargas Llosa y Albert Rivera juntos. Que ya está bien de engordar “la falacia de una Cataluña enferma, fanatizada y regresiva que atenta contra los derechos humanos”, como dice el escritor Antoni Puigvert en su columna de La Vanguardia de 21/03/16.

El ilustre escritor y académico, crítico feroz de todos los nacionalismos, aseguró fechas atrás que en Cataluña “la educación está en manos de talibanes” y que “la educación en Cataluña consiste en enseñar odio a España y a lo español”. De hecho, el motivo por el que decidió cambiar su residencia de Barcelona a Madrid fue para evitar que su hija recibiese esa educación. Son palabras fuertes, crudas, duras, sin duda, las que dirige no a Cataluña, ni al pueblo catalán, sino a los dirigentes políticos catalanes.

Reconozco que, inicialmente, no me ha sorprendido la reprimenda de Puigvert, escritor al que admiro y cuya moderación resulta indiscutible. Sin embargo, a medida que avanzaba la lectura de su columna ”los héroes del frac” mi perplejidad iba en aumento, puesto que Puigvert reprocha al académico que “.. aprovechando su prestigio intelectual y su alta cátedra mediática, usa las palabras, no para contribuir a encontrar soluciones, sino para simplificar los problemas y demonizar a los que no piensan como él ” para, a continuación, repetir él mismo la conducta que reprocha a su colega: “Se comporta como los clérigos chiíes en Irán, que, atrincherándose en la visión integrista, impiden cualquier desviación de la ortodoxia y, por tanto, obturan todas las salidas políticas”. Sorprendente.

“el hombre andaluz no es un hombre coherente, es un hombre anárquico, es un hombre destruído, es generalmente un hombre poco hecho… un hombre que vive en un estado de ignorancia y de miseria cultural, mental y espiritual”

No es su severa crítica lo que me sorprende sino que lo haga porque Félix de Azúa tiene mucho tirón mediático y, claro está, su mensaje puede calar en la gente. Ahora entiendo por qué no condenó la actitud del escritor y periodista Enric Vila cuando escribió “deberíamos convertir Cataluña en un Vietnam para los españoles” o las del fundador del Cercle Català de Negocis, Ramon Carner, que dijo «Cuando España esté muerta y no quede ni un ser vivo, Cataluña todavía fuerte se alzará triunfante y con el corazón altivo». No tienen poder mediático. Por eso no reaccionó igual que ante las del españolista Azúa, ¿verdad?

Sin embargo, esa no puede ser la verdadera, la auténtica causa que justifica su ataque al hombre del frac. Porque, si así fuera, debió reaccionar con semejante contundencia contra TV3 que, con mayor poder mediático que el escritor Félix de Azúa, lleva años despreciando a España y demonizando a los catalanes que no abrazan ‘el procés’. Si así fuera, señor Puigvert, debiera usted haber censurado con extrema dureza al ex President Jordi Pujol Soley por estas palabras infames: ” el hombre andaluz no es un hombre coherente, es un hombre anárquico, es un hombre destruído, es generalmente un hombre poco hecho… un hombre que vive en un estado de ignorancia y de miseria cultural, mental y espiritual “.

Y, si no es por esa razón, cabe preguntarse qué le lleva a medir con doble rasero las palabras de unos y otros. Porque, además, Félix de Azúa es un ciudadano particular que vive de su trabajo, mientras que TV3 y toda la Corporación Catalana de Medios de Comunicación se mantienen gracias a los tributos de ‘todos’ los catalanes que pagamos impuestos. ¿Tendrá algo que ver el hecho que Félix de Azúa fue uno de los fundadores de Ciudadanos y que sea esta formación política la que con mayor eficacia esté contribuyendo a desmontar el tinglado soberanista bajo cuyo paraguas se intentan ocultar vulgares y nada honorables delincuentes?

José SIMÓN GRACIA

You may also like...

2 Responses

  1. A. dice:

    Usted me acusa de doble rasero sin conocer todos mis artículos. Por supuesto que he escrito los artículos que usted dice que debería escribir. Mi posición crítica no admite bandos. Que no los haya usted leído es otra cuestión. En cuanto a la metáfora de los clérigos no es para nada insultante ni simplista, es muy adecuada. Azúa se presenta como clérigo de la modernidad y la ilustración e impide, como todos los puristas, encontrar una solución a un problema.

  2. Jsimon dice:

    Nada de doble rasero, si por algo reconozco que le admiro es precisamente por ello. Lamentablemente no he leído todos sus artículos; sí los suficientes para reconocer su posición crítica.
    Fíjese que digo ” debiera usted haber censurado con extrema dureza al ex President Jordi Pujol Soley por estas palabras infames..”, no que no lo haya censurado, me consta que sí.
    En cuanto a la metáfora de los clérigos, el problema no radica en el sustantivo sino en el adjetivo.
    Muchas gracias por su amable respuesta. Un motivo más para seguir admirándole.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.