Antisemitismo vergonzoso de Compromís

A Pedro Sánchez le crecen los enanos. Pase su apoyo a los de Zapata y su cenicero, a los de Colau y su meona, pero lo de Compromís, sus socios de gobierno en la Comunidad Valenciana, es intolerable en un Estado democrático.

Entre el 15 y el 22 de agosto se celebra en Benicàssim el festival de música reggae Rototom Sunsplash, uno de los principales festivales musicales de España que acoge a representantes de más de 73 países. El festival ya consolidado pretende superar el éxito del año pasado en el que asistieron más de 250.000 personas. Lo que no contemplaba la organización es sufrir un ataque brutal en forma de boicot a uno de sus artistas invitados: el estadounidense Matisyahu. El boicot ha sido promovido por el movimiento BDS (Boicot, desinversiones y sanciones) y apoyado por Compromís, coalición que gobierna con el PSOE en la Comunidad Valenciana (PSPV).

El movimiento BDS se puso en marcha el 9 de julio de 2005, cuando una amplia alianza de más de 170 organizaciones sociales y de base, sindicatos, ONGs, partidos políticos y redes de refugiados palestinos hicieron llamamiento abierto al boicot, dirigido a las organizaciones de la sociedad civil internacional y a las personas de conciencia. Llamaban a “imponer amplios boicots e implementar iniciativas de desinversión contra Israel, similares a las aplicadas contra Sudáfrica en la era del apartheid. Se declara “un movimiento no violento de derechos humanos que aspira a la libertad, la justicia y la igualdad para el pueblo palestino, basado en el derecho internacional y los principios universales de derechos humanos. Como tal, el BDS rechaza categórica y consistentemente toda forma de discriminación y racismo, incluyendo el antisemitismo, así como docenas de leyes racistas israelíes“.

Resulta sorprendente, pues, que el movimiento BDS del País Valenciá haya promovido y logrado que la Organización del festival Rototom Sunsplash de Benicàssim cancelara el concierto del cantante judío Matisyahu. El artista, requerido por la organización para que reconociera públicamente el derecho del pueblo palestino a tener su propio estado, ha sido excluído del festival tras negarse a pasar por un filtro ideológico sólo por ser judío. “¿Le han pedido declaraciones políticas a otros artistas invitados antes de sus presentaciones?”. Matisyahu considera, en todo caso, que “ningún artista merece ser puesto en una situación así simplemente para realizar su arte”. “Sin importar raza, credo, país, antecedentes culturales, etcétera, mi meta es tocar música para todas las personas. Como músicos, esto es lo que buscamos”.

Compromís, por su parte, no sólo no ha condenado ese acto inaceptable de antisemitismo que atenta contra los fundamentos de la democracia sino que lo ha apoyado y promovido muy activamente. Ante la evidencia del carácter antisemita de Compromís, los ciudadanos esperamos que Ximo Puig, máximo responsable del PSPV, condene públicamente este ataque frontal a la libertad religiosa y exija a sus socios una rectificación. De no ser así, los socialistas valencianos y españoles serán cómplices de antisemitismo y discriminación ideológica y, por lo tanto, indignos de representar a la sociedad española. Pedro, ¿tú qué dices?

José SIMÓN GRACIA

 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.