Ada, el fracaso no es tu traición sino tu osadía

Te han llamado unos por activa y otros por pasiva. Y tú, te has dejado querer. Yo no estoy entre ellos. Quizá esta circunstancia me otorgue mayor libertad para dirigirme a ti en estos términos.
Si quieres ser justa, Ada, debes agradecer un día sí, otro también, al dúo Rajoy-Mas, que seas alcaldesa de Barcelona. Además, la primera; ese honor nadie podrá arrebatártelo. Habrá, sin embargo, quien te quiera bien, y piense que debieras maldecirles. También debes hacerlo, a los barceloneses que optaron en su día por poner tu papeleta en la urna. Después, medita cuánto te durará el mando -que no el cargo. Porque, no te equivoques, éstos últimos, pronto te abandonarán. De hecho, ya han empezado a abandonarte. Te pasa a ti como al coche que acabas de comprar, un día después ya vale menos.
De momento, mientras dures estaremos entretenidos, yo el primero -sólo pensar en la cara de tonto que se le quedó a Trías, ha merecido la pena. Te dejarán hacer, te dejarán volar hasta que decidan subir el muro contra el cual te has de estrellar. Aparentemente será un suicidio, político, faltaría más, justificado por tu empecinamiento personal. Y no lo dirán quienes controlan los hilos, lo harán los tuyos, esos a quien invitabas a comer unos fideos en el Raval. Te dejarán esos que jamás imaginarán que el fracaso no es tu traición sino tu osadía.
Mientras tanto, disfruta, sé feliz y muchas gracias por el favor que nos has hecho a todos.

José SIMÓN GRACIA

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.