A saco contra el bilingüismo

Jose_marco_100la futura Constitución catalana no debe establecer ningún principio que otorgue derecho al castellano a ser lengua obligatoria en la escuela. Esto puede establecerse con una ley de rango inferior, que puede modificarse según convenga en el tiempo”

El castellano ha de ser una asignatura voluntaria en los colegios catalanes. Con este objetivo claro, clarito, la “Plataforma per la Llengua”, entidad no gubernamental pero magníficamente engrasada por la Administración catalana, diseñó una campaña de largo recorrido con el objetivo de situar el catalán como lengua común en Cataluña y en los denominados “Països Catalans”.
El primer acto tuvo lugar el pasado 19 de abril de 2015 en el Passeig del Born de Barcelona. En él, los convocantes pidieron explícitamente que el catalán sea la lengua común en Cataluña, papel que , en estos momentos, le corresponde al castellano.
Para lograrlo plantean discriminar a quienes sólo tengan un conocimiento pasivo de la lengua catalana -lo entienden pero no lo hablan. Así, acreditar un perfecto dominio del catalán debe ser un requisito imprescindible para trabajar en la Administración y en cualquier otra empresa que preste servicios públicos. Los ciudadanos deben interiorizar que si no dominan perfectamente el catalán, encontrar trabajo va a ser una tarea difícil.
20140221a - Lengua NacionalLos Ayuntamientos jugarán un papel importantísimo en esta estratégia. Los municipios adheridos al AMI están en ello. Y, mientras nos entretienen con manifiestos y estelades, trabajan como hormigas para la causa lingüística. Esos alcaldes tienen como prioridad, y así se les recuerda desde la Plataforma, “establecer y hacer cumplir rigurosamente los reglamentos lingüísticos” . Defender y potenciar la “minorizada” lengua catalana exige políticas lingüísticas agresivas y eso es lo que se espera de esos alcaldes comprometidos de verdad con la independencia de Cataluña.
Tras la declaración de independencia, el castellano no será obligatorio en la escuela Clic para tuitear
Los promotores son conscientes que, mientras se estudie el castellano en los centros de enseñanza, será imposible eliminar el castellano de la vida social sin recurrir a métodos represivos, totalitarios, impropios de un país democrático. Por lo tanto proponen que, tras la declaración de independencia, las primeras decisiones en política lingüísticas deben establecer que el castellano no sea obligatorio en la escuela, es decir, el castellano será materia optativa. Y así, poco a poco, la situación de las lenguas catalana y castellana se invertirá, aseguran. En una o dos generaciones, el castellano pasará a ser una lengua residual, respetada, pero residual.
Para cerrar el círculo, sólo falta un detalle: la futura Constitución catalana no debe establecer ningún principio que otorgue  derecho al castellano a ser lengua obligatoria en la escuela. Esto puede establecerse con una ley de rango inferior, que puede modificarse según convenga en el tiempo. Es decir, primero se establece la obligatoriedad y , posteriormente, se deroga.
Como pueden ver, todo el conflicto lingüístico, toda la monserga del llamado “modelo catalán” está perfectamente planificada. Los “otros catalanes”, lo sabemos; muchos, lo sufren. La única novedad que presenta esta nueva campaña es que ya no se esconden, no disimulan. A saco contra el bilingüismo.

José SIMÓN GRACIA

You may also like...

1 Response

  1. 07/04/2016

    […] (el famoso modelo catalán) ha relegado al español al mismo nivel que las lenguas extranjeras ( A saco contra el bilingüismo). De nuevo, con consentimiento socialista y popular. Afortunadamente, la ciudadanía, acompañada […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.