Fascistos y fascistas del antifascismo

No necesitan primavera los necios y las necias para florecer. Ni los estúpidos y las estúpidas, ni las nuevas y jóvenes generaciones de antifascistos y antifascistas, siempre dispuestos y dispuestas a auto proclamarse salvadores y salvadoras del pueblo y de la puebla oprimido y oprimida.

Con dos telediarios en el planeta, se sienten doctorados y doctoradas en justicia social, inmediata y universal y capaces de resolver el problema del hambre en el mundo con la misma facilidad que lían un marley. Nacidos y nacidas en buena cuna, inscritos e inscritas en buenos colegios, malcriados y malcriadas por el peculio familiar, arengan consignas que calarán entre aquellos de sus iguales con quienes comparten su ignorancia supina.

Dicen ser antifascistos y antifascistas pero criminalizan a quien discrepa; dicen ser pacifistos y pacifistas pero se lían a mamporros en cero coma dos; dicen ser tolerantes y tolerantas pero chulean a sus padres; dicen, dicen, dicen los nuevos fascistos y las nuevas fascistas que antifascistos y antifascistas son.

José SIMÓN GRACIA

You may also like...

1 Response

  1. 02/05/2017

    […] que no secunden el golpe. Amenazas golpistas, antidemocráticas e indignas de quien se dice antifascista. Sin embargo, en su discurso, hay algo más preocupante que sus tics fascistoides y que parece […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.