Los jugadores del Barça se hacen el sueco

La fiebre amarilla ataca al Barça. Menuda semanita, seis puntos perdidos con la falta que nos harán para suturar la hemorragia que se avecina. Claro está que se veía venir, con tantas proclamas en favor de de la “desobediencia” hasta Messi se ha vuelto independentista. Lo suyo sí es desobediencia; todavía está Luis Enrique intentando despegarse la cara de gilipollas que se le quedó durante el partido Barcelona – Eibar cuando en el minuto 73 decidió sustituír a Messi. Las imágenes de la Sexta son elocuentes. A ver si aprende Artur Mas, eso es desobediencia, con un par.
messiGrande durante muchos años, el Barça brindó espectáculos maravillosos a los aficionados y éxitos brillantes a su club. Consiguió incluso el respeto y la admiración de sus rivales. Las dos últimas temporadas, sin embargo, han sido nefastas.Tras la última temporada en blanco parecía lógico pensar que los dirigentes recuperarían la sensatez perdida; la disciplina, el rigor y el esfuerzo parecían la apuesta del nuevo míster. Pero ya ven, sólo palabras. Tan metido anda el club en el “procés” -cuántas simpatías ha perdido con ello- que
de tanto querer ser el club de un país nórdico , los jugadores han terminado haciéndose el sueco en el campo.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.